Escribanos Si desea recibir más información.
 




HOMOSEXUALIDAD

I. INTRODUCCIÓN

Tratar un tema como el de la homosexualidad es algo difícil pero muy importante. Difícil porque  uno no sabe exactamente por qué son los hombres homosexuales (y las mujeres lesbianas).

Dios creó al hombre y le dio una mujer en su creación y le dio como mandamiento, “fructificad y multiplicados” (Gén. 1:28). ¿Por qué no podemos simplemente obedecer a Dios y vivir tal y como Dios lo creó, un hombre y una mujer? ¿Por qué no vivir por todos los siglos con la convicción de que nuestro Señor nos puso en la tierra para amarnos y para multiplicarnos, y nopara amarnos mujer con mujer y hombre con hombre?.
 Pero más adelante, vamos a ver qué es realmente la homosexualidad, si es un pecado o no, y si trae o no consecuencias y como si existe  o no la homosexualidad en el mundo.

Este ensayo no es hecho por un escritor, por un poeta o por alguien que conozca a fondo el tema que se trata, pero sí por alguien que por todas las cosas ama a un Dios vivo y de poder y que sufre por los pecados en que se ve envuelta la humanidad, porlos pecados que rigen un mundo que ha sido creado por un Dios perfecto. 
El mundo debería ser perfecto, pero que el hombre desde de su creación lo hizo imperfecto con su primer pecado y subsecuentes pecados.

II. DEFINICIÓN DE LA HOMOSEXUALIDAD

Según

A. Consecuencia en el hombre

Podemos decir que sí trae consecuencias la homosexualidad al género masculina. Una de ella es el cambio de identidad sexual.

El hombre, al sentirse atraído por un individuo de su mismo género tiende a empezar a usar gestos afeminados, a querer parecerse a una mujer, y digamos que lo que más desean la mayoría de estos hombres es ser una mujer.  Tal es así que empiezan a vestirse como mujeres, a ponerse zapatos altos e incluso pintarse. A este tipo de homosexuales se les llama mayormente travestido.

El Diccionario General de la Lengua Español Vox, la homosexualidad es la inclinación manifiesta u oculta hacia la relación erótica con individuos del mismo sexo. 
La
Encarta. Online Consise lo define como una preferencia y atracción sexual por personas del mismo sexo, en contraposición a la heterosexualidad.

Otra consecuencia traída por la homosexualidad es el cambio en la definición del matrimonio. Ahora los homosexuales reclaman el derecho de casarse, adoptar niños y recibir todos los beneficios legales de un matrimonio. Este cambio abre las puertas de la sociedad para redefinir la familia, la institución social más básica de la sociedad

La frecuencia de SIDA entre homosexuales como consecuencia de contactos con varios hombres es alta. Es más alta que entre los heterosexuales con un solo cónyuge. Los costos de tratamiento han traído un peso económico para los hospitales y sistemas de salud.

B. Consecuencias para la mujer

Hay por lo menos dos tipos de lesbianas. Hay las que desean ser hombre y hay los que se consideran mujer pero practican el lesbianismo.
Tal como los homosexuales, hay mujeres que se visten como hombres y son travestido.
No todas las lesbianas son travestidas. Por lo que son, la reacción de la sociedad va a ser mayor por ser un cambio visible.

Otra consecuencia para la mujer lesbiana es su rol en la familia humana. ¿Es madre? Al tener hijos, ¿deja de ser lesbiana? Ya, con las pocas preguntas se notan que una consecuencia es la confusión de identidad.

La frecuencia de SIDA entre las lesbianas, especialmente entre las lesbianas bisexuales es alta, pero no tan alta como entre los homosexuales. La tasa de infección está relaciona con la frecuencia de contacto sexual entre múltiple personas

La consecuencia más profunda para la homosexualidad y lesbianismo es espiritual. “La homosexualidad es una enfermedad, no sólo física o mental sino espiritual.”

III. LA HOMOSEXUALIDAD COMO PECADO

Quizás muchas se preguntan si es o no-pecado la homosexualidad. Debemos decir que la

homosexualidad, sí, es pecado porque lo dice la palabra de Dios. (Véase Levítico 18:22, Romanos 1:26-27, Colosenses 3:5-6).

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones...” (1 Cor. 6:9).

La ley de Dios, que prohíbe la inmoralidad sexual, no se basa en un deseo de quitarnos nuestra libertad o arruinar nuestra diversión, se basa en un principio universal y eterno. El mandamiento “negativo” expresa un principio positivo. El mandamiento bíblico “huid de la inmoralidad sexual” se basa en por los menos tres principios fundamentales: amor, pureza y fidelidad.

A. ¿Puede ser perdonado este pecado?

“Todo pecado, con la excepción del blasfemar al Espíritu Santo, se puede vencer a través del evangelio de Jesucristo”.

... A base de este cambio de identidad sexual, personal y familiar hay una ruptura en la relación entre el homosexual y Dios.

“Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” (Ef. 2:1-2).

B. ¿Cómo se puede obtener el perdón?

El perdón que Dios da se obtiene a través de la regeneración espiritual del espíritu humano, del arrepentimiento del pecado, los cuales vienen por fe en Cristo Jesús (Juan 3:16). Entonces, podemos decir que, sí, se puede obtener el perdón de Dios porque nuestro Señor lo promete en su

palabra (Mt. 4:17) y no hay nada más cierto y justo que Su palabra.

IV. LA HOMOSEXUALIDAD EN EL MUNDO

Desde la antigüedad ha existido la homosexualidad. Posiblemente, la primera referencia a esta práctica está registrada en Génesis 6:5. “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.” Génesis 19 habla de la destrucción de Sodoma y Gomorra en el tercer milenio antes de Cristo y la razón principal era el castigo de Dios a causa de del pecado homosexual. 
Es posible que las civilizaciones de los cananitas fueran destruidas por causa de la idolatría y la homosexualidad.

Era común entre las religiones de Baal tener prostitutas sexuales, tanto hombres como mujeres.

A. Ayuda para los homosexuales

“La iglesia debe evangelizar, aconsejar y amar a los homosexuales".

Hoy día, aunque no sabemos exactamente cuantos homosexuales hay, las prácticas se conocen públicamente en muchas sociedades.

“homosexualidad.”).Ya hemos mencionado la necesidad de la regeneración espiritual y el arrepentimiento por fe en Cristo Jesús. Por la regeneración espiritual, la persona recibe una naturaleza espiritual y la potestad para resistir la naturaleza humana.

“Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. 
Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.” (Ef. 4.17-24)

Por fe en Cristo Jesús, el poder regenerador del Espíritu Santo nos cambia a ser nuevas personas.

Las nuevas personas forman una nueva sociedad, la iglesia, dentro la sociedad humana.

B. El amor de Dios para los homosexuales

Hay muchas razones para decir que Dios ama a los homosexuales. Mencionamos las siguientes.

1. Dios es creador. Dios puede amarnos porque nos creó. Estoy seguro de que nuestro Dios sufre mucho al ver que sus hijos están pecando, pero el amor de Dios es más poderoso que nuestro pecado.

2. Dios es Padre. Si nuestros padres sufren al ver que sus hijos son homosexuales, cuanto más no sufrirá Dios que es nuestro Padre celestial y el que nos creó.

3. Dios es Salvador. El que nos creó es el único que nos puede salvar.

4. Dios demanda la perfección. Hay los que piensan que Dios permite nuestras debilidades.

No es así. La santidad de Dios no permite el pecado en su presencia. La Biblia habla en términos de crucificar la carne, huir del pecado, resistir la tentación y al diablo. 
El pecado, tal como se manifiesta en los pensamientos y en las prácticas homosexuales, son antitéticas al reino de Dios. El creyente confía en el poder del Espíritu Santo y no en sus
propias fuerzas, para vencer al mal. 
El creyente vive orando y practicando el evangelio de Cristo Jesús. Pablo dijo: “Ya no vivo yo más Cristo en mí” (Gál. 2:20.

V. CONCLUSIÓN

Después de haber escrito todo esto, haber consultado libros, haber consultado mi mente y haber leído la suprema autoridad, la Biblia, puedo llegar a la conclusión de que el tema desarrollado, la homosexualidad, es un pecado como tantos que hay en el planeta tierra y como tantos de los que deben desaparecer. 
Es un error de no ser dirigido por el Ser más maravilloso del universo, el único creador, el Dios de la gloria y de la honra, que hemos conocido en Cristo Jesús.

A. Recomendación

Además de ser renovados por fe en Cristo y llegar a ser miembros de la iglesia, el homosexual debe re-orientar su estilo de vida. 
Las relaciones humanas del pasado, además de los hábitos adquiridos, deben ser transformadas al estandarte de la Palabra de Dios.


Tal vez no sea yo la mejor persona  para dar recomendaciones porque no soy perfecto y soy pecador, veamos qué dice la Palabra, “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (Romanos 5:12),  pero sí les puedo decir que se aparten del mal y que la bondad, lo bueno, el Amor, es más poderoso que cualquier pecado del mundo, que dejen de ser hombres y mujeres homosexuales, que por la fe en Cristo Jesús pueden lograrlo y pueden ayudarnos a tratar de arreglar un mundo del cual Dios en el principio de su creación, se sentía orgulloso y feliz y podremos reunirnos todos al final de nuestros días, o sea, después de nuestra muerte, en un
paraíso regido por Dios, por su Amor y por su inmensa misericordia.

¡Qué hermosa es esa
primavera de la vida!
Los días de la juventud.
Un tiempo de
aprendizaje acelerado,
deilusiones y
desilusiones, de éxitos
y fracasos. Es la etapa
de las mayores
decisiones
de su existencia.
“La bendición viene
cuando por la fe el
alma se entrega a
Dios. Entonces ese
poder que ningún
ojo humano puede
ver, crea un nuevo
ser a la imagen
de Dios.”
AQUI PUEDES ESCRIBIR TU MENSAJE

"Los rayos brillantes
de la luz celestial
están alumbrando
tu sendero, querido(a)
joven, y te ruego que
saques el mayor
provecho de tus
oportunidades. Recibe
y aprecia cada rayo de
luz enviado del cielo, y
tu senda aumentará
como el brillo de la
aurora hasta el día
perfecto."
 
Hoy habia 3 visitantes (7 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
ENTRA AL FORO DEL GRUPO JOVENES S.M.I